Devolución “Cómo Colectivizar la Cultura en Barcelona”

Posted on enero 18, 2012 por

0


Devolución de la mesa pública de trabajo realizada en el Hall del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, el 24 de noviembre de 2011

LaFundició + Sitesize
Diciembre 2011

El objetivo de este trabajo es el de vincular la acción cultural y social a la generación y el uso de recursos colectivos como espacios, equipamientos, servicios, etc… en un momento de falta de políticas públicas que garanticen la continuidad y la financiación de proyectos culturales. Podemos apreciar un aumento en el número de iniciativas de autogestión organizadas desde la ciudadanía y un creciente interés en este tipo de iniciativas por parte de las instituciones artísticas. Proponíamos en esta mesa pública de trabajo examinar las relaciones posibles entre espacios culturales gestionados por la ciudadanía y las instituciones artísticas.

La sesión reunió diversas experiencias que podemos dividir en dos grupos:

-Iniciativas ciudadanas que, en mayor o menor medida, han contado con el impulso, la colaboración o el apoyo de instituciones artísticas o agentes del campo del arte y que han alcanzado un cierto grado de estabilidad y consolidación, como La Casa Invisible (Málaga) o el Consejo Asesor de la Documenta 12 (Kassel).

-Experiencias que se encuentran en una fase más o menos incipiente de definición: un proyecto artístico como Open-roulotte (Ripollet) que se pone en marcha con la voluntad de generar dinámicas ciudadanas conscientes de su papel en las políticas culturales, un espacio cultural como el Ateneo Santboià (Sant Boi) que quiere ser de gestión ciudadana, se encuentra en fase de negociación con la administración pública y podría encontrar alianzas en el campo del arte y por último el caso del Ateneu Enciclopèdic Popular (Barcelona) que desde hace seis años reclama a la administración la recuperación de parte del patrimonio del Ateneo y la cesión de una nueva sede para constituirse como espacio social y cultural.

La mesa de trabajo se planteó entorno a los temas propuestos a partir de los siguientes colectivos invitados:

Ateneu Santboià (Sergio Fernández y Berta Ros)

Open-roulotte (LaFundició)

Escuela Martinet (Meritxell Bonàs)

Advisory Board (Hansel Sato)

La Casa Invisible (Nico Sguiglia)

Departamento de actividades del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Jesús Carrillo)

Ateneu Enciclopèdic Popular (Manel Aisa y Adolfo Castaños)

y el Departamento de actividades del CCCB (Iván de la Nuez)

La sesión se inició con las exposiciones de cada unos de los colectivos sobre el estado de los diferentes proyectos y las dificultades que están atravesando a día de hoy. Se empezó con la problemática que está enfrentando el Ateneu Santboià, un espacio que lleva diez años resistiendo y que ahora es de titularidad municipal. Nos presentaron la trayectoria que había seguido desde su constitución en 1905 hasta el día de hoy. La coyuntura actual está pendiente del modelo de gestión y de los recursos que se destinen para reflotar el proyecto. Cabe destacar el papel que está ejerciendo la Plataforma Ateneu Santboià encargada de recoger propuestas a través de la asamblea e ideas sobre la gestión del espacio, que en este momento está liderando un grupo de jóvenes de la población con la colaboración de la administración local. Uno de los temas importantes que aporta este proyecto de recuperación es el debate entorno al cierre de centros culturales independientes que disponen de patrimonio. Como es el caso que nos ocupa, que dispone de: un edificio de 2.000 m2, un jardín, un bar (en pleno rendimiento hasta el año pasado). Otra aportación al debate es la de la gobernanza de los centros culturales independientes sobre lo que se está poniendo en juego.

Open-roulotte se presentó como una iniciativa que se desarrolla en Ripollet y que incide en la autogestión ciudadana de la cultura. El proyecto parte de la propuesta realizada por el colectivo LaFundició en el año 2008 y que rápidamente es apropiada por el tejido comunitario de la ciudad. Una de las instituciones que participa del proyecto es la Escuela El Martinet, situada en el mismo municipio. Desde El Martinet se defendió en la mesa de trabajo un modelo de cultura que respete el proceso de vida de las personas. Desde la escuela se reivindica la creación de una escuela como “lugar sano” a partir de tres puntos de vista: Su relación con el afuera, es decir con la ciudad, el barrio. La importancia de alejarse de la apatía que supone el sistema educativo por su tendencia clara a homogeneizar. Y finalmente la apuesta por considerar a los niños como creadores de cultura. En base a esto su propuesta fundamentalmente se sintetiza en invertir las dinámicas que se dan en el contexto a partir de una gestión ciudadana de los recursos públicos.

La visión que se aportó desde la participación en la mesa de la experiencia de Advisory Board de la Documenta 12, constató el giro educativo en el arte contemporáneo. El proyecto parte de entender la producción cultural como herramienta de emancipación y llegó a contar con 40 participantes en calidad de expertos locales independientes. La pregunta surgida a lo largo del proceso que se llevó a cabo fue la de qué hacer para integrar la exposición en el contexto local, o mejor dicho, para trabajar localmente la constitución de una esfera pública crítica. Para ello se conformó el Consejo local asesor, un organismo heterogéneo, y se llevaron a cabo seis proyectos que cuestionaron los planteamientos expositivos y ejercieron una crítica desde dentro mismo de la Documenta. Un punto importante es el de la financiación. La dotación de recursos para la experiencia fue cero durante todo el evento y la actividad de los grupos concluyó al finalizar éste, imposibilitando una continuidad y dando por sentado que el proceso había concluido, cuando podía haber permanecido más allá de la Documenta y del capital simbólico que supone, enlazando una edición con otra y enraizando en la ciudad de Kassel.

Otro de los procesos presentados fue el llevado a cabo estos últimos años por la Casa Invisible en relación con el Departamento de Actividades Públicas del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. La Casa Invisible de Málaga nace del movimiento okupa en 2007 con vocación de permanencia. El proyecto reivindica desde la autonomía en la gestión del espacio la institución de lo común. En un momento en que el proyecto se estaba poniendo en jaque por parte del ayuntamiento de Málaga, el Reina Sofía decidió apoyar al centro desde el departamento de actividades públicas. A través de está relación paternalista de la institución se respaldó la institucionalidad futura de la Casa Invisible desde la misión pública de la cultura, tal como nos cuenta el responsable del departamento Jesús Carrillo. La relación ha llevado a día de hoy a la creación de la Fundación de los comunes con el fin de salvaguardar la actividad, el régimen jurídico de iniciativas como la Casa Invisible y crear un red de iniciativas culturales que bajo este amparo legal puedan consolidar sus actividades y acceder por esta vía a recursos.

Seguidamente se expuso el caso del Ateneu Enciclopèdic Popular y el dilatado proceso llevado a cabo desde 1902 que atraviesa todo el siglo XX, para llegar a nuestros días reivindicando la necesidad de recuperar el espacio que le corresponde. El AEP se presenta como el heredero de la cultura obrera barcelonesa y recoge la tradición libertaria de la ciudad. El proyecto fundamental que llevó a cabo desde su nacimiento hasta 1939 fue el de instaurar la autoeducación obrera y tras la dictadura recoger y recomponer la historia de las luchas sociales desde el siglo XIX hasta la actualidad y reorganizarse como entidad cultural a partir de las prácticas ateneísticas. El proceso en que se ven inmersos en la actualidad se caracteriza según comentaron Manel Aisa y Adolfo Castaños, por el desarraigo y la desmemoria del bagaje cultural obrero y por el aniquilamiento que supuso para éste la llegada del fascismo a España. Tras ser expulsados de la Casa de la Caritat en 1995 por la venida del proyecto del CCCB en el edificio que ocupaban junto a otros colectivos, les ha llevado a recorrer diferentes sedes. La falta de reconocimiento institucional ha llevado a l’AEP a convertirse en un Ateneo nómada a la búsqueda de espacio suficiente para poder desarrollar su labor y socializarlo. En esos momentos y después de todo un largo proceso de negociaciones, están pendientes de recibir de la administración pública municipal la cesión de un espacio central en la ciudad. Son conscientes que la actitud más responsable para mantener su autonomía es la de pedir lo mínimo posible a las administraciones.

La rueda de exposición concluyó con las ideas sobre las prácticas culturales que el director del departamento de Actividades del CCCB Iván de la Nuez, puso sobre la mesa. Destacó la relación de la institución del CCCB con los colectivos residentes y el aspecto de la creación colectiva en el arte contemporáneo. Habló de la problemática que se establece en la relación entre el dentro y fuera del marco institucional y de los itinerarios que se inscriben en esa relación. Así mismo comentó que frente a la relación arte-vida de las vanguardias, la vinculación del binomio cultura-supervivencia en el marco actual en que se ve inmersa la actividad artística/cultural, que es sobretodo la de precariedad global. También subrayó la característica de la cultura como ficción y como se la supone el reducto último del estado del bienestar.

Tras un descanso con merienda la sesión prosiguió con un debate extendido sobre los temas y problemáticas surgidas. El Ateneu Enciclopèdic Popular incidió en el aspecto de la desmemoria como uno de los principales problemas de la cultura en nuestro contexto y afirmó su sentencia pronosticando que la cultura será popular o no será. Al hilo del debate se discutió sobre cómo lo popular ha de actualizarse o renovarse estableciendo nuevas relaciones e intercambios. Se hizo énfasis desde varios colectivos y público participante sobre la necesidad de generar espacios de encuentro independientes y mantener los grados de autonomía necesarios para garantizar una práctica crítica instituyente. Iván de la Nuez apuntó a los cambios que se tienen que producir en la institución y que estos cambios tendrán que venir necesariamente de fuera, ya que desde la misma institución no se van a producir o va a ser muy difícil que ocurran dada la coyuntura actual. Desde la experiencia de la Escuela Martinet se habló del papel que un proyecto como el suyo juega como posible alternativa del modelo dentro mismo del sistema público educativo. Otra aportación por parte de Xavi Pérez y miembros del público asistente, fue la de la gestión ciudadana de recursos públicos, pudiendo ser estos patrimonio, instituciones y presupuesto. Así aplicándose dentro del campo cultural, educativo, sanitario o asistencial. Y se habló para ilustrarlo de la Plataforma d’Entitats per a la Gestió Ciutadana de Barcelona. Y se insistió en la oportunidad que supone la reivindicación del gran patrimonio que pertenece a los 350 Ateneos Populares de Catalunya.

La sesión finalizó con los conceptos de perseverancia y durabilidad de los proyectos que desde la Casa Invisible se vienen defendiendo y con la intervención de Jesús Carrillo sobre las múltiples respuestas que deben dar los colectivos para ocupar las estructuras de permanencia y no perturbar al mismo tiempo los propios proyectos.

Continuidad del proceso

Desde los colectivos que hemos puesto en marcha la mesa de trabajo, queremos apuntar la necesidad de dar continuidad a las conversaciones en el sentido de que puedan aportar pistas al desarrollo de proyectos que están en fase de concreción.

Concretamente nos gustaría poder “desatascar” algunas de las cuestiones que dificultan los proyectos entorno al Ateneu Santboià y al Ateneu Enciclopèdic Popular.

Para ello proponemos que el proceso iniciado en la mesa de trabajo sirva para visualizar a dichos colectivos. Al mismo tiempo que se inicia un cruce entre las instituciones en relación a posibles apoyos que reviertan sobre dichos colectivos. Para ello ofrecemos nuestro trabajo de mediación e investigación en marcha con la intención de establecer puentes entre ellos. E interpelamos al Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona para que se configure en un marco de negociación institucional que de cabida a las posibles estrategias que puedan surgir.

 

 

Una investigación participada impulsada por LaFundició + Sitesize sobre modelos y formatos de gestión colectiva en el ámbito de la cultura metropolitana. Dentro del programa MCI (Mínima Común Institución)

Anuncios